La contaminación es un término cada vez más utilizado en nuestro día a día. Los medios de comunicación alertan de manera continua de sus efectos pero, ¿sabemos realmente qué es la contaminación atmosférica? En general, nos referimos a este fenómeno cuando gases nocivos, polvo y humo entran en la atmósfera, dificultando la vida de plantas, animales y seres humanos, ya que el aire que respiran se encuentra sucio.

La capa de ozono es crucial para el ecosistema y, sin embargo, se está viendo reducida por el aumento de la contaminación. El calentamiento global, consecuencia directa del desequilibrio en los gases atmosféricos, es una de las principales amenazas ecológicas de nuestros tiempos.

Causas de la contaminación del aire

Quema de combustibles fósiles

Una de las principales causas de contaminación atmosférica es la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo…), que emite dióxido de azufre que va a parar al aire. Es el tipo de contaminación que los medios de transporte emiten.

Actividades agrícolas

El uso de insecticidas, pesticidas y fertilizantes en actividades agrícolas ha aumentado. Este tipo de sustancias emiten sustancias químicas al aire, contaminándolo.

Fábricas e industrias

Las industrias manufactureras liberan una gran cantidad de dióxido de carbono y productos químicos al aire, contaminando la atmósfera.

Extracciones mineras

En la minería se utilizan equipos para extraer minerales, contaminando el aire de partículas de polvo y productos químicos.

Contaminación del aire doméstico

El uso de agentes químicos de limpieza afecta al aire dentro de casa.

Efectos de la contaminación del aire

Entre los efectos para la salud más comunes están los problemas respiratorios y cardiacos, junto con el aumento del riesgo de padecer cáncer. En el caso de los niños, son muchos los menores que desarrollan afecciones como neumonía o asma, por lo que muchos padres utilizan aparatos como un humidificador ultrasónico de Bebe007.com, con el objetivo de limpiar el aire que respiran los más pequeños y mejorar su salud.Ya abordábamos los efectos que la contaminación tiene en la salud de los niños, y es en invierno cuando más afecta a nuestra salud, sobre todo si nos enfrentamos a un invierno seco por la falta de precipitaciones.

Los efectos son a corto plazo, pero agrava las afecciones a largo plazo, sobre todo de quienes nacen o desarrollan una patología respiratoria o cardiaca a largo plazo. También la OMS confirma que la contaminación de aire puede causar cáncer. De entre los diferentes tipos existentes, una atmósfera contaminada puede causar cáncer de pulmón y aumenta el riesgo de cáncer de vejiga, pero nuestro país sigue sin respetar los niveles máximos recomendados de contaminación, lo que supone un riesgo directo para nuestra salud.En nuestro país, una de las principales fuentes de contaminación es la de vehículos (sobre todo de combustible diesel), un riesgo para los más pequeños ya que la contaminación del tráfico puede multiplicar las crisis de los niños con asma, agravando su estado de salud, ya de por sí delicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *