Hay que reconocer que en este momento seis países tienen un papel protagónico en el mundo, por su uso de un 100% de energías limpias, como lo son la eólica, la hidroeléctrica, la solar y la geotérmica y porque avanzan en sus logros de su generación energética totalmente renovable, por lo menos en lapsos de tiempo determinado.

El país con mayores logros en la generación de energía limpia es Portugal, el cual desde hace un buen tiempo tiene esfuerzos en sus inversiones en energías renovables y han encontrado resultados irreversibles y demostrados.

En los informes de la Asociación de Energía Renovable destacó el 103.6% de la demanda nacional, con generación de energía basada en las fuentes renovables entre los meses de enero y marzo del presente año. Lograron producir más energía alternativa en un 55.5% de energía hidroeléctrica, un 40,2% de energía eólica y el resto en energía renovable solar,

Esfuerzos y resultados importantes

En Portugal se ahorraron 21 millones de euros y se evitaron 1.8 toneladas de carbono contaminante en el mundo. Noruega no se queda atrás en sus logros, dado que han alcanzado un 98% de la producción de energía hidroeléctrica.

Con dicha energía ocupan más del 96% energía limpia con proyectos desarrollados con nuevas tecnologías. Además, han logrado entre un 2 y un 4% de energía eólica, solar y de la bioenergía.

Un país como Noruega impulsa un proyecto de transporte verde, con el cual han alcanzado un récord mundial más en el tema ambiental y se destacan porque tan solo en los últimos diez años han dado un giro total en su transporte con el uso de vehículos eléctricos.

En otro orden de ideas, en América se destaca Costa Rica por el uso por casi un año consecutivo de energía 100% renovable hidroeléctrica y por la prohibición de combustibles fósiles.

Otros países con energía renovable

Un país como Uruguay aprovecha su potencial hídrico para generar una reforma estructural de su soberanía energética, para lo que invierten el 3% de su PIB anual. Dados años de sequía se plantearon reducir su huella ambiental en este país con 3,4 millones de habitantes, con la meta de energía limpia para el XXI, en lo que invierten 22 mil millones de dólares.

Si se de energía hidroeléctrica se trata en Islandia se inauguró la represa que vende energía y agua a África del Sur, este país produce al menos el 90% de su energía, transformando productos agrícolas y textiles. En Lesoto lograron el 100% de energía hidroeléctrica, pero aún compran energía a países vecinos.

En Islandia sus volcanes producen energía geotérmica y suministraron un 66,3% de su energía primaria, igualmente es un país que se basa casi en su totalidad en energías renovables con un 19,1% de energía hidroeléctrica.

Grandes metas ambientales

El desafío ecológico tiene una ruta compleja ya que existen muchos intereses que impiden que se asuman los cambios que son ineludibles para proteger el cuidado del medioambiente, sobre todo de grandes empresas y países poderosos que tienen intereses económicos en inversiones en el sector de los combustibles fósiles.

Pareciera que pese a que todos los intereses parecen tratar de detener la ruta de las energías alternativas, estas por la fuerza de la lógica se impondrán como un avance en la evolución del conocimiento y bienestar de la humanidad.

En ese orden de ideas, en Islandia desde 1982 se produce prácticamente el 100% de energías renovables, siendo la energía geotérmica la fuente principal de la calefacción de los edificios, con el cual cubren casi el 50% del consumo geotérmico en total y de un 39% de electricidad. Mientras que en las casas se calientan en un 85% con dicha energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *