Muchas empresas utilizan sistemas de refrigeración industrial pero, ¿son respetuosos con el medio ambiente? ¿Y con la salud?

Vamos a ver cuáles son los sistemas de refrigeración industrial más característicos y usados por las empresas de frio industrial.

Los sistemas de refrigeración industrial se basan en principios termodinámicos y se diseñan para que realicen un intercambio de calor entre el proceso y el refrigerante y también con el fin de que produzca la liberación de calor irrecuperable al medio ambiente.

Los sistemas de refrigeración industrial se clasifican en base a su diseño y a su principio de funcionamiento básico, agua, aire o bien una combinación de ambos.

Circuitos de refrigeración industrial de un solo paso

Son muchas las empresas de frio industrial que usan este sistema de refrigeracion en lo que el agua no es sometida a ningún tipo de recirculación ni retorno y no están en contacto con el aire, al menos no con fines para conseguir el enfriamiento.

Las características del agua no sufren una alteración ya que no existe evaporación, salvo en casos excepcionales en los que se puedan producir problemas de erosión, corrosión o incrustación.

Estos sistemas de refrigeración industrial se usan cuando existe gran cantidad de agua de calidad a un bajo costo.

Los casos más comunes son los de los sistemas refrigerados por el agua de mar pero en estos casos los materiales que se emplean en los sistemas deben de ser especiales y cuando se producen problemas, estos precisan de tratamientos muy específicos.

Este tipo de sistemas también se puede usar para las aguas de un pantano o de un río aunque pueden surgir problemas como consecuencia de la contaminación térmica, derivado del vertido del agua a una temperatura más alta y también como consecuencia de la suciedad y el incrustamiento en las canalizaciones.

Para poder contrarrestar estos problemas, el agua es sometida a un proceso de clarificación o se la añaden aditivos químicos.

Sistemas de refrigeración recirculantes abiertos

En estos sistemas de refrigeración industrial una parte del agua es reciclada y en sus circuitos lo que se hace es aprovechar el fenómeno físico del enfriamiento fluido por una pérdida parcial del mismo.

La pérdida del fluido se produce a consecuencia de la evaporación y se da comúnmente en las torres de refrigeración. En ellas el agua caliente se enfría por la evaporación parcial en la torre atmosférica y se vuelve a enviar nuevamente a los aparatos que necesitan la refrigeración.

Se les llama equipos de refrigeración industrial abiertos porque el agua está en contacto con la atmósfera en el proceso de su paso por la torre de refrigeración y por lo tanto el agua recirculante se somete a ciclos de calentamiento y enfriamiento sucesivos.

Circuitos de refrigeración recirculantes cerrados

Estos sistemas son aquellos en los que el agua no entra en contacto con la atmósfera y el enfriamiento se produce a través de intercambiadores de calor que son refrigerados con agua. Se utiliza agua bruta para enfriar el refrigerante y agua desmineralizada con aditivos para refrigerar los sistemas y los equipos.

El proceso de enfriamiento del agua se lleva a cabo por medio de los aéreo-refrigerantes o mediante un intercambiador secundario refrigerado con agua a bajo costo.

Estos sistemas tienen un depósito de expansión en torno para asegurar una reserva de agua y así evitar sobre presiones o depresiones, en donde se aspira la bomba que es la que impulsa el agua fría en el proceso.

Sistemas de refrigeración industrial con Amoniaco

Los sistemas de refrigeración industrial con amoniaco son los sistemas más económicos que hay en la actualidad, y las empresas de frio industrial apuestan sobretodo por este sistema debido a su menor coste.

El amoniaco es un compuesto común y que existe de una manera natural en el medio ambiente y que se descompone de manera natural en moléculas de hidrógeno y en moléculas de nitrógeno. Tengamos en cuenta que la atmósfera se forma en un 80% por nitrógeno y por hidrógeno y por tanto el amoniaco es un elemento clave en el ciclo del nitrógeno y en condiciones normales es esencial en muchos procesos biológicos. Se puede encontrar en la tierra, en el aire y en el mar y es una fuente esencial de nitrógeno tanto para las plantas como para los animales.

Cómo se usa la refrigeración con amoniaco a día de hoy

Como decimos la refrigeración con amoniaco es actualmente entre los sistemas de refrigeración industrial disponibles el más económico. Pero también es el más eficiente energéticamente para realizar el proceso y el almacenaje de los alimentos refrigerados y congelados.

Este sistema es realmente el caballo de batalla en el proceso de enfriamiento postcosecha de las frutas y los vegetales, el enfriamiento de la carne, el pescado, los mariscos y también en la refrigeración para la industria de los lácteos, los helados y las bebidas.

¿Cuáles son las ventajas Económicas de estos sistemas?

Los sistemas de refrigeración industrial por amoniaco presentan varias ventajas ya que el amoniaco es más eficiente que otro tipo de refrigerantes que se usan en este campo, por lo que cualquier fabricante de frio industrial tiene este sistema como preferente.

El amoniaco es compatible con el medio ambiente y no destruye la capa de ozono ni contribuye al calentamiento global.

El amoniaco es un compuesto que tiene propiedades termodinámicas que son superiores y por lo tanto los sistemas de refrigeración con amoniaco consumen menos energía eléctrica.

El olor que caracteriza al amoniaco aporta mucha seguridad, ya que otros refrigerantes industriales no tienen olor y en esos casos las fugas no son rápidamente detectables. En los casos en los que se pueda producir una fuga, el amoniaco hace que las personas abandonen el área antes de que se acumule dando lugar a una concentración que pueda resultar peligrosa.

Si tenemos en cuenta el costo y la disponibilidad, tenemos que conocer que el costo del amoniaco es mucho menor si lo comparamos con cualquier otro refrigerante que sea sintético y generalmente tiene un precio menor de entre el 10% y el 20% en su instalación y además, al tratarse de una sustancia natural, no hay una fecha límite en la que se pueda producir o usar. A diferencia de otros refrigerantes sintéticos, el amoniaco no tiene una edad limitada para su uso.

Los sistemas de refrigeración industrial con amoniaco permiten obtener temperaturas más bajas de las que se obtienen con otros sistemas, como son el bromuro de litio y el agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *